Cultural

Celebración del día de las madres en república dominicana

Imagen que muestra un clavel rojo

Hoy, domingo 27 de mayo de 2018, es el Día de las Madres en República Dominicana, constituido mediante la Ley 370 de 1926, la cual establece que dicha festividad debe celebrarse el último domingo de mayo de cada año. La celebración fue promovida por dos prestigiosas mujeres: La poetiza vegana Trina Moya de Vásquez,
Fotografía de Trina de Moya
autora del himno a las madres quien fue esposa del presidente Horacio Vásquez, y Ercilia Pepín
Foto de Ercilia Pepín
la primera educadora intelectual dominicana, oriunda de la ciudad de Santiago.
La historia nos revela que en la ciudad de Santiago se creó un “Comité pro-celebración del Día de las Madres”, que definió hasta los símbolos a exhibir ese día, que son: “Un clavel rojo para quien tenga la madre viva;  una azucena blanca, para quien tenga la madre fallecida
 Imagen que muestra un clavel rojo  Imagen que muestra una azucena blanca
vestir de rojo, quien tenga su madre viva; y de blanco, quien tenga su madre fallecida”. Luego de aprobada la ley, la primera celebración cayó el 30 de mayo de 1926. Ese mismo día se estrenó el Himno a las Madres, en la iglesia del ex convento de los dominicos, escrito por Trina de Moya, y música del sacerdote Manuel de Jesús González. Al decir de Ercilia Pepín “en este día especial hay que rendirle culto a la madre viva y a la madre muerta, a la madre propia y a la madre ajena”, porque “ellas son el símbolo que debía ser permanentemente reverenciado”.

En la historia de la humanidad, la celebración del Día de las Madres se remonta a la antigua Grecia con la festividad en honor a la diosa Rea, hija de Urano, que personificaba al Cielo, y de Gea, que encarnaba a la Tierra. Al paso del tiempo, esta fiesta pagana fue sustituida por los cristianos, y en lugar de honrar a la diosa Rea honraban a la virgen María, la madre de Jesús. En el siglo XVI, en Inglaterra, es donde realmente se da inicio formal a la celebración del Día de las Madres, cuyo nombre original era “Domingo de Servir a las Madres”. Ese día, los amos les daban permiso a los criados para que fueran a visitar a sus madres, y le pagaban el día. En esa época los criados vivían en las casas de sus amos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.